lunes, 14 de abril de 2008

Por qué

No sé porqué voy a escribir. He abierto internet, he estudiado, he abierto el blog, me he matriculado en 2º de bachillerato, le he dado a publicar nueva entrada, iré a la universidad, escribiré un texto... ¿Para qué? ¿Para hacer un poco más llevadera mi existencia? ¿Es eso a lo que aspiro? ¿Una vida llevadera? ¿Qué quiero? ¿Qué queréis? ¿A qué aspiráis? ¿Os lo habéis preguntado? ¿U os dejáis llevar por la inercia?

A veces pienso que el ser humano estaría mejor muerto. Todos. Sin excepción. Si, tú también, persona que lees. ¿Es que somos idiotas o qué? Todos luchamos por alcanzar ese nirvana que sería el ser todo lo normal que se pueda sin dejar de ser uno mismo. ¡Ja! Estáis tan obcecados en subsistir con vosotros mismos que no os dais cuenta de que os habéis olvidado de vivir. Lleváis una vida rutinaria, donde hasta el ocio está programado. Que pena dais. Que pena doy. Sois un asno que aprende de memoria, mirando al suelo, un camino que es siempre el mismo. Incapaces de mirara a los lados. Incapaces de mirar por encima del suelo. Sin poder imaginar siquiera girar la cabeza para ver al jinete o al labrador, que estará riéndose de nosotros mientras nos azuza con un chasquido de algún látigo o con una dolorosa palmada en el culo. Nos concentramos en el suelo, ignorando los golpes, las risas... Esa es nuestra vida. Todas iguales. No podemos ser felices porque no somos libres.

Quizá algunos me odiéis al leer este texto. Quizá sea algo pretencioso presuponer que no me odiarais de antes. Modificaré lo expuesto pues. Quizá algunos que no me odiarais antes me odiéis al leer este texto, y los que ya me odiabais, me odiaréis más. Pero bueno, tampoco pretendo ser querido. No tengo ningún deseo de agradaros. Tampoco de que me odiéis. No busco despertar en vosotros un sentimiento de repulsa o afecto por la persona que escribe. Llevo ya un tiempo escribiendo esto como para saber que, en el fondo, no espero respuesta por la persona que lee. "¿Qué cojones pretendes pues, gilipollas de mierda?", quizá se pregunte alguien que esté leyendo esto. La respuesta es sencilla. Nada. No pretendo absolutamente nada más que intentar transmitir parte de mi rabia y de mi asco hacia el mundo a través de unas palabras en lugar de contra la cara de alguien o contra paredes y puertas. No tengo objetivos al escribir. Trato de pasar mi insulsa e insustancial vida. Soy igual de patético que vosotros. Sinceramente, no sé porqué he escrito.

2 comentarios:

arturo dijo...

Creo que sé porqué has escrito. Mejor dicho, supongo porqué has ecrito.
Por un lado, para formular tus pensamientos.
por otro lado, te doy mi respuesta economista: Porque no tienes nada mejor que hacer en el momento de escribirlo, ni siquiera dormir.
Y por otro lado, mi respuesta de tío con ganas de cambiar el mundo: porque esperas una respuesta, alguien que te responda con que no es así, que piensa en hacer cosas nuevas, en poner sus creencias a prueba todas los días. Porque esperas hacer un efecto en el mundo, que tú crezcas un poco o que una persona sea ligeramente mas espabilada después de leer tu texto.
Pues eso... Aquí me tienes

Pablers dijo...

Me recuerda un trozo de la película "El Libertino":
"Permitid que sea sincero, de buen comienzo no seré de vuestro agrado, los caballeros sentirán envidia y las damas repulsión, no os agradaré ahora y os agradaré mucho menos a medida que avancemos"